Esto de enseñar ciencias…

Cada vez que reflexiono acerca del por qué elegí una carrera de docencia, siempre llego a la misma conclusión: lo hice porque sabía que tenía la capacidad de hacer que otros entendieran fácilmente los conceptos, vincularan temas y analizaran la información que les proporcionaba su profesor. Pero, sobre todo, lo hice porque cada vez que lograba que alguien descubriera la simplicidad y la magia de aquello que estudiaba, había un momento de alegría sincera que provocaba en mí, las ganas de nunca dejar de hacerlo.  Seguir leyendo

Tejidos animales

Cuando Malala Yousafzai (premio nobel de la paz, 2014) recibió un disparo en su cabeza por parte de un grupo talibán, era 2012 y ella tenía 15 años. En uno de los cuatro hospitales donde estuvo, le encontraron severos daños en los tejidos de su oído y cráneo, principalmente. Su supervivencia peligraba: la bala seguía en la cabeza y su cerebro estaba inflamado en exceso. Para liberar la presión, los médicos extrajeron una parte del craneo y lo guardaron, mientras tanto, dentro del abdomen de Malala. (Datos tomados de “Malala, mi historia”, 2014).  Seguir leyendo